un verano retrasado

Estándar

No me puedo quejar. O no debo.

Ha empezado Octubre, casi llega mi mes favorito, en Noviembre. Ay, Noviembre. Tengo que hacer el GRE. He estado preparando la parte de Reading y Analysis y sin problemas, pero ha llegado la Math section… y yo las matemáticas las tengo más que congeladas. Si hasta mi padre me ha tenido que dar unas clases sobre dividir fracciones… (no era capaz ni de hacer el ejercicio de ejemplo) el tiempo apremia… y me estoy empezando a poner nerviosa.

 

Mientras, espero a que me digan algo del trabajo. He realizado una entrevista para dar clases de español a guiris durante las mañanas, y clases de chino en coles privados por las tardes. La jefa está esperando a recibir referencias mías para otorgarme el puesto. Quiero ese trabajo. Me mantendría ocupada, distraída, me obligaría a aprender. De todos modos he de reconocer que dar clases a niños me impone un poco. He dado clases antes, pero particulares o grupos pequeñitos. No sé si seré capaz de enseñar a una clase de niños de 10 años algo de chino… pero es un reto al que me gustaría enfrentarme. Al menos, tener la oportunidad. Así, podría mudarme a Vigo, y tener cierta independencia.

 

Y por el resto sigo preparando las applications para las universidades de EEUU, de las que espero que alguna me admita para disfrutar mi beca La Caixa el año que viene. Es una tarea mucho más engorrosa de lo que me esperaba: he de pedir que me traduzcan oficialmente los expedientes, otra vez las cartas de recomendación (¡tres!), escribir un Statement of Purpose, que viene siendo una redacción de por qué mereces ir a estudiar a esa universidad y ese tipo de programa, y tambien tengo que enviar un trabajo académico, es decir un artículo sobre China (historia, literatura, o lo que sea) …. así que no me sobra el tiempo, pero aún así, me siento “pasiva”.

 

Y he de mencionar que sigo enamorada del otoño. He pasado un fin de semana estupendo, he hecho una excursión a Serra do Courel, con mi padre, mi tía y mi abuela. La intención era llenar unos sacos de castañas, pero cuando llegamos aun no era el tiempo. Tenemos que volver en Noviembre. Pero volvimos con higos, membrillos, y habiendo hecho algo de senderismo por uno de los parajes más bonitos de Galicia.

 

 

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s