Altibajos, claros y nubes

Estándar

Mientras que anteayer estaba desanimada ante los pocos progresos que iba haciendo respecto a ocuparme lo máximo posible este curso, ayer fue un día bastante interesante.

Por la mañana dejé algunos cv en el pueblo, hice gestiones universitarias (aún estoy a la espera que me reembolsen el pago de prematrícula por causa médica), recibí un correo electrónico de un buen profesor que me recomendaba universidades de USA a las que aplicar, comencé el proyecto que me ha encargado la UOC (por fin algunos ingresos), etc. Por la mañana también recibí el libro de preparación del GRE que va a ser una ardua tarea… y también tengo a mi disposición el libro de la autoescuela. O sea, algunos proyectos ya están en marcha.

Por otra parte la tarde ayer estuvo radiante. Un sol inimaginable en Galicia. Fui a A Guarda a visitar a un amigo de esos que hice en el conservatorio hace años, y nos sentamos en una terraza frente al mar y una cocacola. Charlando vagamente, de proyectos y nosotros. Guardando los silencios necesarios y simplemente disfrutando del olor a alga y mar.

En la ida y vuelta en autobús conseguí acabar el libro de la “insoportable levedad del ser” ya que a las 20.00 tenía el famoso club de lectura. Que, por cierto, fue una experiencia muy muy agradable. Un club de lectura cuánto más pintoresco, con mujeres que responden a prototipos varios entre la población tudense. Gente interesante, con ganas de opinar, y hablar. Éramos un grupo ecléctico (yo la más joven) y con opiniones varias debido a nuestro “background” (edad, profesión, nivel educativo), y opinar sobre un libro -que no me gustó especialmente, pero que tampoco odio-, sentirme escuchada, debatir opiniones contrapuestas, resultó una experiencia enriquecedora que tengo ganas de repetir.

Salí del club casi a las 21.30 y tuve que correr al supermercado a comprar la cena que mi madre me había encargado. Volver, y ducharse, cenar con mis padres con una conversación familiar de esas que tanto extrañaba, no por ser agradables especialmente.

Es un momento de cambios para todos. Pura coincidencia, pero lo es. Yo abandono Barcelona, vuelvo un año de descanso a Galicia, para cambiar el chip. Abro una brecha en la rutina que comencé hace años.

Mis padres, al mismo tiempo se enfrentan a una situación semejante: cierran el negocio que tienen desde hace más de 20 años. Mis padres tienen una tienda en la frontera de Tui con Portugal, una tienda especializada en productos que los portugueses venían a España a comprar por ser más baratos. Con el euro, la globalización, la tienda ya no es rentable. Además abre de 10 a 10, de lunes a domingo, y la calidad de vida que le ofrece a mi madre es bastante precaria. Por lo tanto ha llegado el momento, mi madre está buscando una segunda ocupación (de momento en periodo de prueba en una residencia de ancianos) mi padre trabaja conduciendo una ambulancia, y a finales de septiembre la tienda, la vida de los últimos 20 años de mi familia, cierra.

A pesar de que todos estamos de acuerdo con la decisión, y no tiene sentido postergarla, mi madre es una mujer a la que le gusta la seguridad, la constancia, saber qué ocurrirá día a día, y romper con la rutina de 20 años ¡20 años! le resulta terriblemente duro. Cerrar las puertas de aluminio blanco de “Casa Viana do Castelo” resulta doloroso, ya que significa cerrar las puertas también de muchos recuerdos y experiencias familiares, cerrar las puertas del negocio que nos ha dado de comer, que nos ha dado nuestro hogar, que nos ha permitido los viajes, las prendas de ropa, incluso que ha influenciado tanto nuestra vida social.

 

Está siendo un año muy muy interesante. Duro. Enriquecedor.

 

Gracias,

 

Adriana

Advertisements

About casinoviembre

Soñadora aficionada. Licenciada en traducción e interpretación (inglés, chino) Licenciada en estudios de Asia Oriental (China) Apasionada por todo lo que me rodea. Cine, Asia, Literatura, Idiomas, Salud, Ecología, Actualidad, Gente

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s