Adaptaciones

Estándar

Al final, he de reconocer que soy una persona que, a pesar de sufrir mucho con los cambios y con tomar decisiones, una vez realizados me adapto con facilidad.

Muchas veces -quizá en múltiples ocasiones por cortesía- he escuchado decir “pareces una local” (en China). En California nadie me veía como una extranjera. Me gusta agarrarme a las costumbres locales y sentirme del lugar, para poder disfrutarlo plenamente, y de esto he hablado en numerosas ocasiones.

Viviendo en el barrio de gracia hasta he tenido la tentación de hacerme modernilla y no me arrepiento de haber cambiado de idea y haber renunciado. Pero no me hubiera importado formar parte de un grupo de esos que tocan la guitarrra sentados en la plaza del sol. Sin embargo, hay algo en Barcelona que me lo ha puesto difícil, y nunca me he podido sentir de aquí. Ni de Barcelona, ni de Gracia.

Ahora me he cambiado de casa, pero he permanecido en el barrio, porque a pesar de todo, a pesar de no haberme dejado formar parte de el, lo tengo en muy alta estima. En otras palabras, tengo mis lugares favoritos, los bares entrañables, las plazas bulliciosas, esas tiendas de curiosidades que no existen en otro lugar y que hacen de este barrio, un mini pueblo en Barcelona.

Eso sí. La casa. Ay, la casa. No sé si alguna vez os había hablado de mi antiguo apartamento en Lesseps. Cuatro habitaciones, una terraza en un séptimo, con vistas a absolutamente todo Barcelona. El mar, el eixample, la sagrada familia. Me encantaba mi apartamento, que habíamos personalizado, y que conocía todos sus trucos.

Y, con todo, ya casi no lo echo de menos. Poco a poco estoy aprendiendo los trucos de esta nueva casa. Los nuevos ruidos, cuando pertenecen al interior y cuándo a la casa de los vecinos. Los olores que entran por la ventana, casi siempre -a diferencia del anterior, que eran sardinas- olor a estupefaciente. La temperatura, donde se está más fresco, dónde más caliente. Las luces, cuándo encender esta u otra lámpara.

Y ya tengo mi rincón, donde leo, y donde comparto cervezas con mis nuevos compañeros de piso, que me han recibido y me han acogido de una manera asombrosa. Ya me siento a gusto. Ya siento que somos casi una familia.

Por eso le llamo adaptaciones. Que bien. Que bien me he adaptado, y que bien me encuentro en mi rincón.

Advertisements

About casinoviembre

Soñadora aficionada. Licenciada en traducción e interpretación (inglés, chino) Licenciada en estudios de Asia Oriental (China) Apasionada por todo lo que me rodea. Cine, Asia, Literatura, Idiomas, Salud, Ecología, Actualidad, Gente

One response »

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s