CHINA: mis miedos

Estándar

Obviamente tomar la decisión de mudarme a vivir a China cuando haya acabado mi trabajo de verano ha sido una decisión que ha conllevado ciertas tesituras. Si bien estoy completamente segura de querer hacerlo, ilusionada y entusiasmada, he de reconocer que también tengo mis miedos. Supongo que son naturales y que todo el mundo se enfrenta a este tipo de miedos en situaciones así: miedo a no encontrar trabajo, un hogar confortable en el que vivir, sentirse solo, no acabar de adaptarse… etc.

Tengo la ventaja de haber estado en China antes y sé a lo que me enfrento. También tengo la ventaja de que mis padres me han “lanzado” al mundo en numerosas ocasiones desde pequeña a que me sacara las castañas y aprendiese a ser un poquito independiente, y eso me ha convertido en una persona bastante valiente y no soy de esas que estar lejos de casa les supone un infierno.

Sin embargo, tengo un miedo respecto a China que supera cualquier otro, y aún así no me hace renunciar a mi decisión. Lo que más miedo me da es, una vez encontrado trabajo, vivienda, rutina, mi supermercado favorito, mi bar para desconectar, una vez me haya familiarizado con los autobuses de mi barrio, el metro, una vez la mujer del puesto de la calle ya me reconozca al pasar, lo que más miedo me da es seguir siendo una outsider.

Creo que ya lo he explicado en numerosas ocasiones, en mi blog y en los comentarios de los que me leéis y es que en China siempre me he encontrado con la sensación de ser un “bicho raro” alguien que no forma parte del grupo. No os confundáis, tengo amigos locales, y buenas relaciones con ellos, pero aún así hay una especie de barrera infranqueable que no sé muy bien como describir que diferencia esas relaciones con las relaciones que tengo con amigos de otros países. Si voy a China, quiero hacerlo plenamente. Ya, ya sé que mi cara es occidental y eso no va a cambiar y siempre será la cara de una extranjera, pero mi amiga Youkyong tiene cara de una coreana y es 100% catalana y en ningún momento la siento “de fuera” por su cara. Me gustaría que en China a mi me sucediese lo mismo. Es decir, ser una más. Y, por mis experiencias, eso puede llegar a ser difícil.

Por supuesto algo básico es querer integrarse, es el primer paso y lo tengo. He estudiado Estudios de Asia Oriental y además siempre he intentado estar informada, documentarme, al día con la actualidad en Asia. Es decir, primero conocer y aprender todo lo posible. Por otra parte, siempre que he estado en China he intentado adaptarme y no soy para nada ese tipo de personas que cuando van a un lugar siguen manteniendo sus mismos hábitos alimenticios, frecuentan restaurantes de sus países. Todo lo contrario: en Roma, como los romanos. Si allí lo que gusta es salir a un Karaoke, pues voy a un karaoke y consigo que me guste. Consigo que me guste la música local, y las películas locales, me encanta rodearme de gente en una calle concurrida, sentarme en las mesas de plástico y con las cervezas Yanjing comiendo mantous recién salidos de las brasas. Esfuerzos todos. El idioma. No os podéis ni imaginar la pasión con la que estudio el idioma y lo intento poner en práctica.

Aún así, en mis pasadas ocasiones, nunca he roto la barrera por completo. ¿Entendéis a lo que me refiero?

¿Algún consejo? ¿Consideráis que lo lograré esta vez?

Advertisements

8 responses »

  1. Te conozco desde hace muy poco por tu blog, pero me pareces una chica apañada y muy abierta de mente. Irte a vivir a China será difícil en ciertos aspectos (como cualquier meta valerosa que nos ponemos en la vida), pero la experiencia que tendrás será inolvidable y sin precio. Lo que es claro es que siempre serás un outsider de alguna manera, pero cuanto antes lo aceptes como una simple realidad, mejor para ti, pero también creo que te adaptarás muy bien. Como has dicho: “…he intentado adaptarme y no soy para nada ese tipo de personas que cuando van a un lugar siguen manteniendo sus mismos hábitos alimenticios, frecuentan restaurantes de sus países. Todo lo contrario…”

    Espero oir mucho de tus futuros experiencias en China. Me alegro mucho por tí. 🙂

  2. Ai Adri… a decir verdad… a veces me siento un poco outsider, tanto aquí como en Corea… es una sensación estraña…
    Pero, en mi día a día, para nada me siento outsider
    Tú tranquila, que yo sé que con lo valiente que eres, no lo serás para nada.
    Tengo muchas ganas de que puedas ir, establecerte; y, por lo tanto, podré ir a visitarte 🙂

  3. Si se trata de integración/asimilación, mmmmm… Con el corazón en la mano, te diré que pienso que esa barrera final, en China, no termina de ser traspasada nunca, ni siquiera en la capital (menos aún en ciudades menos grandes, y ni en sueños en zonas rurales). Es mi opinión, y espero estar equivocada y que así me lo hagas saber.

    Siempre habrá quien se gire y murmure “laowai”, siempre habrá quien te recuerde que eres de fuera y no encajas. Creo que quedan muchos años para que el extranjero en China sea un ente normalizado, no una criatura exótica.

  4. Guauuuu!!menuda aventura, eso si q es vivir la vida al máximo. Yo puedo hablarte de mi propia experiencia cuando vivi en el extranjero, pero claro no dejaba de ser Europa y al final acabas por ser uno más. En China son palabras mayores,pero repito olé por ti!!!
    Ah y gracias por pasarte por el Plan B q era a lo q venía!!!Un saludo!

  5. Yo creo que China es otra historia, no sólo por el hecho de que las diferencias físicas inmediatamente nos hacen notorios extranjeros, sino también por su relación con el mundo. Es un país que recién comenzó a abrirse y, me parece, que esto hace que muchos vean a los extranjeros como personas que vienen temporalmente a cumplir un trabajo o estudiar alguna cosa. En buena parte esto se da, y en buena parte algunos extranjeros están mentalizados en que están de paso, por lo que no dejan de aprender idioma, cultura y costumbres, pero creo que aún es la minoría de los extranjeros quien se plantea que llegó para quedarse. Igual son procesos personales no? Igual creo que no te debes preocupar mucho por ahora porque a medida que tu experiencia va transcurriendo verás como te vas sintiendo, así que ánimo!

  6. Acabo de encontrar tu blog (vi que escribiste en Tom’s China Blog y siendo de España y tocaya me picó la curiosidad :P) así que espero que este intrusismo no te moleste.

    Sobre dejar de ser un outsider… una profesora de inglés nos comentaba el otro día como para ella, soñar en un idioma distinto al nativo supone haberte integrado con el idioma y que forme parte de ti. No sé si ya habrás soñado en chino, pero me parece un buen inicio.

    Ánimo y suerte!

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s